Hoja parroquial

 

 



 

 

 

                                                                                                         

 

1 º Domingo de Cuaresma, 

Ciclo A 1-03-2020

 

Uno de los muchos rasgos que encontramos en los relatos evangélicos y que nos llena de admiración es ver como Jesús no solo se siente dispuesto a encontrarse con multitud de gente que desea escucharle y seguirle de cerca sino que además aprovecha toda ocasión para atender a cuantos le buscan a solas o se hacen el encontradizo para abrir su alma en un diálogo entrañable. Como botón de muestra ahí está, junto a cada uno de los apóstoles y otros que se pierden en el anonimato, Nicodemo, Zaqueo, la mujer adúltera o la Samaritana, personaje éste con la que mantiene una conversación reveladora.

Se nos dice que mientras estaba descansado junto al pozo de Jacob –los discípulos habían ido a buscar comida- se le acerca una mujer samaritana que venía a buscar agua. Jesús, a pesar de las circunstancias que resultaban poco propicias para entablar el diálogo –no se consideraba correcto hablar a solas con una mujer y menos todavía al ser de Samaria puesto que los judíos tenían a sus vecinos por heterodoxos y sectarios- pasa por alto esas barreras y poco a poco va desbaratando los prejuicios que aquella mujer le presenta. 

Tomando pie de la necesidad material, arranca otro nivel de conversación que en la que Jesús le abre un camino para que pueda mostrar los verdaderos problemas que anidan en su mundo interior: es una mujer sin nombre, sin religión, sin marido, adúltera y pecadora pero todo ello no puede acallar la sed de verdad que lleva dentro. 

Si prestamos atención a los términos de la conversación observamos que Jesús no se impone, simplemente sugiere otras cuestiones dando pie a una reflexión cada vez más profunda. Y de la manera que quien se encuentra en la oscuridad va tomando conciencia de su situación en la medida en que se acerca a la luz así también se va desvelando la historia personal de aquella mujer al mismo tiempo que descubre en el Señor la presencia del Mesías hasta encontrar el agua viva –Jesucristo- que sacia plenamente su sed espiritual. En Jesucristo alcanza la solución a sus problemas. Es entonces cuando se convierte en un verdadero apóstol: ¡Venid conmigo a ver a un hombre que me ha ayudado a leer mi vida a la luz del Espíritu de Dios. Venid a conversas con el Mesías, el Cristo, el Salvador”!

Hermosa lección para todos nosotros. Difícilmente seremos capaces de conocer a fondo la realidad de nuestra vida mientras no estamos dispuestos a encontrarnos

con el Señor, a buscarle de verdad. 

Los interrogantes fundamentales que toda persona, de un modo u otro, se plantea en algún momento de su vida, no encontrarán una respuesta satisfactoria ni en la mera reflexión, ni por el seguimiento de una religión concreta o pertenencia a un grupo o movimiento determinado, ni por el mero ejercicio de unas prácticas de piedad, sino solo en la relación personal con Jesucristo. Aún más, mientras no se dé ese encuentro es utópico creer que se tienen fuerzas para llevar a otros hasta el mismo Cristo. Nadie puede dar lo que no tiene por lo que poco puede convencer el que no está convencido.

 

 

 

 


 

LA PALABRA DE DIOS

Lectura del libro del Éxodo (17, 3-7)

 

En aquellos días, el pueblo, sediento, murmuró contra Moisés, diciendo: ¿Por qué nos ha sacado de Egipto para matarnos de sed a nosotros, a nuestros hijos y a nuestros ganados?.

Clamó Moisés al Señor y dijo: ¿Qué puedo hacer con este pueblo? Por poco me apedrean. Respondió el Señor a Moisés: Pasa al frente del pueblo y toma contigo algunos de los ancianos de Israel; empuña el bastón con que golpeaste el Nilo y marcha. Yo estaré allí ante ti, junto a la roca de Horeb. Golpea la roca, y saldrá agua para que beba el pueblo».

Moisés lo hizo así a la vista de los ancianos de Israel. Y llamó a aquel lugar Masá y Meríbá, a causa de la querella de los hijos Israel y porque habían tentado al Señor, diciendo: ¿Está el Señor entre nosotros o no?.

Palabra de Dios

 

Salmo: Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor

No endurezcáis vuestro corazón

 

Venid, aclamemos al Señor, 

demos vítores a la Roca que nos salva;
entremos a su presencia dándole gracias, 

aclamándolo con cantos. R/.

 

Entrad, postrémonos por tierra, 

bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque él es nuestro Dios, 

y nosotros su pueblo, el rebaño que él guía. R/.

 

Ojalá escuchéis hoy su voz: 

No endurezcáis el corazón como en Meribá, 

como el día de Masá en el desierto;
cuando vuestros padres me pusieron a prueba
y me tentaron, aunque habían visto mis obras
. R/.

 

 

Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Romanos 5, 1-2. 5-8

 

Hermanos: Habiendo sido justificados en virtud de la fe, estamos en paz con Dios, por medio de nuestro Señor Jesucristo, por el cual hemos obtenido además por la fe el acceso a esta gracia, en la cual nos encontramos; y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

Y la esperanza no defrauda, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que se nos ha dado.

En efecto, cuando nosotros estábamos aún sin fuerza, en el tiempo señalado, Cristo murió por los impíos; ciertamente, apenas habrá quien muera por un justo; por una persona buena tal vez se atrevería alguien a morir; pues bien: Dios nos demostró su amor en que, siendo nosotros todavía pecadores, Cristo murió por nosotros.

 

Palabra de Dios

Lectura del santo Evangelio según san Juan (4,5-15.19-26,39a.40-42)

En aquel tiempo, llegó Jesús a una ciudad de Samaria llamado Sicar, cerca del campo que dio Jacob a su hijo José; allí estaba el pozo de Jacob. Jesús, cansado del camino, estaba allí sentado junto al pozo. Era hacia la hora sexta.

Llega una mujer de Samaria a sacar agua, y Jesús le dice: Dame de beber. Sus discípulos se habían ido al pueblo a comprar comida.

La samaritana le dice: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mi, que soy samaritana?(porque los judíos no se tratan con los samaritanos). Jesús le contestó: Si conocieras el don de Dios y quién es el que te dice ‘dame de beber’, le pedirías tú, y él te daría agua viva.

La mujer le dice: Señor, si no tienes cubo, y el pozo es hondo, ¿de dónde sacas el agua viva?; ¿eres tú más que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, y de él bebieron él y sus hijos y sus ganados?.

Jesús le contestó: El que bebe de esta agua vuelve a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed: el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna.

La mujer le dice: Señor, dame esa agua: así no tendré más sed, ni tendré que venir aquí a sacarla. Veo que tú eres un profeta. Nuestros padres dieron culto en este monte, y vosotros decís que el sitio donde se debe dar culto está en Jerusalén

Jesús le dice: Créeme, mujer: se acerca la hora en que ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. Vosotros adoráis a uno que no conocéis; nosotros adoramos a uno que conocemos, porque la salvación viene de los judíos. Pero se acerca la hora, ya está aquí, en que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y verdad, porque el Padre desea que lo adoren así. Dios es espíritu, y los que lo adoran deben hacerlo en espíritu y verdad.

La mujer le dice: Sé que va a venir el Mesías, el Cristo; cuando venga, él nos lo dirá todo. Jesús le dice: Soy yo, el que habla contigo.

En aquel pueblo muchos creyeron en él. Así, cuando llegaron a verlo los samaritanos, le rogaban que se quedara con ellos. Y se quedó allí dos días. Todavía creyeron muchos más por su predicación, y decían a la mujer: Ya no creemos por lo que tú dices; nosotros mismos lo hemos oído y sabemos que él es de verdad el Salvador del mundo.

 

Palabra del Señor

avisos

 

 

La Jornada de la familia prevista para el lunes, día 16, en la que se contaba con la intervención de Mons. José Ignacio Munilla actual Obispo de San Sebastián, se ha suspendido a última hora a tenor de las disposiciones de la Xunta de Galicia y de nuestro Obispado debido a la situación genera-da por la expansión del coronavirus.

 

 

 

 

 

 

 

El próximo jueves, día 19, celebra la iglesia universal la solemnidad de San José, fiesta que el calendario laboral de la Comunidad Autónoma de Galicia no siempre consideró festiva aunque la iglesia lo celebrase con toda solemnidad. Este año es festivo a todos los efectos. Recordamos que en este día se celebra asimismo el Día del Seminario, jornada dedicada especialmente para pedir por las vocaciones al sacerdocio

 

 


 

 

El próximo  dos de mayo habrá Ordenaciones sacerdotales en la S. I. Catedral Basílica. Dos son los candidatos: Carlos Jesús Sánchez Márquez, miembro de nuestra comunidad parroquial, y Alejandro Asorey Novoa, natural de Lalín. Ambos han recibido el diaconado el 12 de mayo de 2019 en la iglesia de Nosa Señora das Dores de Lalín. 

Nos alegra profundamente esta noticia y al mismo tiempo que queremos hacer llegar nuestra felicitación a los propios ordenandos así como a sus padres y demás familiares, les encomendamos al Señor para que correspondan a su vocación con una total entrega y para que también todos nosotros sepamos agradecer el regalo que nos hace con los dos nuevos sacerdotes. En su momento daremos a conocer la hora y otros detalles de la ordenación que puedan ser de interés para los feligreses de esta parroquia.


 

 

 

 

 


 
AdjuntoTamaño
PDF icon 3o_semana_de_cuaresma_a_2020.pdf252.87 KB
PDF icon 2o_semana_de_cuaresma_a_2020.pdf253.98 KB
PDF icon 1o_domingo_de_cuaresma_a_2020.pdf168.04 KB
PDF icon 7a_semana_del_to-_a_2020.pdf174.07 KB
PDF icon 6a_semana_del_to-_a_2020.pdf236.22 KB
PDF icon 5a_semana_del_to-_a_220_2.pdf248.42 KB
PDF icon 4a_semana_del_to-a_2010.pdf11.45 KB
PDF icon 3a_semana_del_to-_a_2020.pdf219.47 KB
PDF icon 2a_semana_del_to-a_2020.pdf252.19 KB
PDF icon bautismo_del_senor-a_2020.pdf211.57 KB
PDF icon sagrada_familia-a_2019.pdf197.2 KB
PDF icon 4o_de_adviento-a_2019.pdf232.47 KB
PDF icon 3o_de_adviento-a_2019.pdf262.14 KB
PDF icon 2o_de_adviento-a_2019.pdf209.69 KB
PDF icon 1o_domingo_de_adviento-a_2019.pdf224.91 KB
PDF icon 34o_domingo_del_to-c_2019.pdf174.33 KB
PDF icon 33o_domingo_del_to-c_2019.pdf235.43 KB
PDF icon 32o_domingo_del_to-c_2019.pdf197.78 KB
PDF icon 31o_domingo_del_to-c_2019.pdf200.4 KB
PDF icon 30o_domingo_del_to-c_2019.pdf167.49 KB
PDF icon 29o_domingo_del_to-c_2019.pdf208.01 KB
PDF icon 28o_domingo_del_to-c_2019.pdf167.26 KB
PDF icon 27o_domingo_del_to-c_2019.pdf164.33 KB
PDF icon 26o_domingo_del_to-c_2019.pdf217.01 KB
PDF icon 25o_domingo_del_to-c_2019.pdf138.42 KB
PDF icon 24o_domingo_del_to-c_a_2.pdf126.35 KB
PDF icon 23o_domingo_del_to-c_2019.pdf168.11 KB
PDF icon 22_domingo_del_to-c_a.pdf136.36 KB
PDF icon 13o_domingo_del_to-c_2019.pdf159.03 KB
PDF icon corpus_christi-c_2919.pdf214.7 KB
PDF icon santisima_trinidad-c_2019.pdf142.41 KB
PDF icon ascension_del_senor-_c_a.pdf132.33 KB
PDF icon 6o_domingo_de_pascua-c_2019.pdf153.82 KB
PDF icon 5o_domingo_de_pascua-c_2019.pdf153.09 KB
PDF icon 3o_domingo_de_pascua-c_2019.pdf139.88 KB
PDF icon 2o_domingo_de_pascua-c_2019.pdf123.41 KB
PDF icon 1o_domingo_de_pascua-c_a.pdf260.86 KB
PDF icon domingo_de_ramos-c_2019.pdf239.83 KB
PDF icon 5o_domingo_de_cuaresma-c_2019.pdf208.33 KB
PDF icon 4o_domingo_de_cuaresma-c_2019.pdf224.45 KB
PDF icon 3o_domingo_de_cuaresma-c._2019.pdf313.78 KB
PDF icon 2o_domingo_de_cuaresma-c_2019.pdf317.6 KB
PDF icon 1o_domingo_de_cuaresma-c_2019.pdf234.54 KB
PDF icon 8o_domingo_del_to-c_pdf.pdf377.91 KB
PDF icon 7o_domingo_del_to-c_2019.pdf289.62 KB
PDF icon 6o_domingo_del_to-c_2019.pdf361.88 KB
PDF icon 5o_domingo_del_to-c_2019.pdf203.62 KB
PDF icon 4o_domingo_del_to-c_2019.pdf250.91 KB
PDF icon 3o_domingo_del_to-c_2019.pdf250.09 KB
PDF icon 2o_domingo_del_to-c_a.pdf210.51 KB
PDF icon el_bautismo_del_senor_13-1-19.pdf257.01 KB
PDF icon epifania_a_2019.pdf196.32 KB
PDF icon 6o_domingo_de_pascua-a.pdf120.55 KB